Fernando

HIERRO

FRIO POR LOS OJOS tal vez sea el título de esta muestra, tal vez un estado de la percepción o incluso, un coro escondido en el célebre tema Should I stay or should I go de la banda británica The Clash. Según el artista, el eje de esta exhibición que aglutina tres años de producción, consiste en “la imagen y su devenir, la migración de ideas y sus parajes insospechados… Caminar la avenida de un creciente tránsito informativo nos vuelve indiferentes, nada nuevo bajo el sol”. Se trata del acto, ya casi reflejo, en el que la observación deviene en una simple mirada desinteresada, ascética e inaccesible. Fernando Hierro es un artista que se presenta sutil y hasta naif en un primer vistazo, trazos finos y delicados, un manejo cuasi perfecto de la acuarela con tonalidades pasteles y suaves, y temáticas infantiles (en apariencia). No obstante, tras esta primera impresión, dulce y suave, se encuentra el carozo duro y amargo, núcleo y razón de ser de su obra. Nos coloca en un grado cero donde lo inofensivo e insignificante de la vida cotidiana cobra una nueva dimensión, ahora cargada de hostilidad. Tal es el caso de su serie Democracy (2017-2019), a través de la cual el artista denuncia cómo una receta navideña de casa de galletas -industrializada por una marca de diseño- puede funcionar como hogar barato y fácil de ensamblar para alojar refugiados, sólo con cambiar de escala sus patrones, en un contexto paradójicamente xenófobo. La materialidad y su precariedad es una preocupación también presente en su obra. El trabajo exhaustivo de archivos y su experiencia como asistente de enfermería en un hospital psiquiátrico, lo llevó a dibujar sobre guantes de polietileno descartables empleados para la revisión de cuerpos. Este trabajo, eco de Belleza Compulsiva donde Hal Foster relata la experiencia de André Breton como estudiante de medicina durante la Primera Guerra Mundial, presenta una serie de imágenes que, tal como el recuerdo de cualquier cosa, se perderán con el paso del tiempo. El corpus de esta muestra se compone de pinturas, fotografías documentales y objetos que, en su entrecruzamiento y despliegue poético, testimonian el bagaje crítico del artista. Estas imágenes necesitan mucho más que un vistazo. Requieren emoción, pensamiento crítico y, en consecuencia, calor. Ese mismo que nos hierve la sangre cuando las cosas no están bien.

Mara Sofía López, Curadora e Historiadora del Arte

https://posta.fernandohierro.com/files/gimgs/th-45_frio por los ojos instagram.jpg
https://posta.fernandohierro.com/files/gimgs/th-45_america frio por los ojos web acuarelas.jpg
https://posta.fernandohierro.com/files/gimgs/th-45_frio por los ojos detalle ploteo web.jpg
https://posta.fernandohierro.com/files/gimgs/th-45_frio por los ojos sala completa.jpg
https://posta.fernandohierro.com/files/gimgs/th-45_continente frio por los ojos compatible web.jpg
https://posta.fernandohierro.com/files/gimgs/th-45_frio por los ojos web II segunda sala.jpg
https://posta.fernandohierro.com/files/gimgs/th-45_frio por los ojos rojo ocre amarillo web.jpg
https://posta.fernandohierro.com/files/gimgs/th-45_apuntes sobre huellas sonoras primera foto web_v2.jpg
https://posta.fernandohierro.com/files/gimgs/th-45_apuntes sobre huellas sonoras web compatible.jpg